El galardón que concede la plataforma BIA , Bilbao Bizkaia Architecture de la Delegación en Bizkaia del Colegio Oficial de Arquitectos Vasco-Navarro (COAVN) reconoce a aquellos arquitectos y arquitectas que han contribuido al desarrollo de la sociedad vizcaína o de otras ciudades o territorios a través de la arquitectura y la regeneración urbana
• El galardón se le entregará en el transcurso de una cena de gala que se celebrará el próximo 22 de junio en el Museo de Bellas Artes de Bilbao. Un acto en el que se darán cita numerosas personalidades.

Bilbao, 13 de junio de 2018.– La plataforma BIA, Bilbao Bizkaia Architecture, de la Delegación en Bizkaia del Colegio Oficial de Arquitectos Vasco-Navarro (COAVN), enfila la recta final de la III Edición del BIA Urban Regeneration Forum bajo el título “Nuevos paisajes productivos-Paisaia produktibo berriak” con el foco puesto en el que será su máximo exponente. El comité organizador de la cita bienal arquitectónica más importante de Euskadi ha decidido conceder el Premio BIA 2018 al prestigioso arquitecto internacional Rafael Moneo, nacido en Tudela, durante el transcurso de una cena de gala que se celebrará el próximo 22 de junio en el Museo de Bellas Artes de Bilbao y que reunirá a representantes de la vida social, política, cultural de Euskadi.

Rafael Moneo (Tudela, 1937) ha sido prolífico desarrollando una intensa labor docente (Madrid, Barcelona, Princeton y Harvard han sido algunas de las universidades en la que ha ejercido de profesor invitado), algunos de sus proyectos más emblemáticos son la ampliación del Museo Thyssen y del Museo del Prado, el Museo Nacional de Arte Romano de Mérida, el Kursaal de San Sebastián, la renovación de la Estación de Atocha de Madrid, la Catedral de Nuestra Señora de Los Ángeles (California, EEUU), el Museo de Arte y Arquitectura de Estocolmo o el Davis Museum de Wellesley (EEUU). Una trayectoria que le ha valido algunos de los premios más importantes del mundo, como el Pritzker y el Mies van der Rohe, además de ser Premio Nacional de Arquitectura, Premio Príncipe de Asturias de las Artes o Medalla de Oro de las Bellas Artes, entre otros.
Y ahora, el Premio BIA, que reconoce a aquellos arquitectos y arquitectas que han contribuido al desarrollo de la sociedad vizcaína o de otras ciudades o territorios a través de la arquitectura y la regeneración urbana. La elección de Rafael Moneo para recibir dicho reconocimiento parte de su contribución al proceso de integración del tejido urbano y la ciudad como escenario constante y natural de la actividad humana, mostrando la oportunidad de regeneración de espacios de distintas escalas. Desde la pequeña comunidad con sus elementos de carácter más público y privado, hasta un amplio tejido a gran escala, adoptando nuevas estrategias y estructuras existentes.

Precisamente, el III Urban Regeneration Forum del BIA se centra en esta temática tan apasionante como exigente: cómo lograr ciudades productivas en el marco del tejido urbano actual. “Paisaia produktibo berriak /Nuevos paisajes productivos/Productive landscape” es el título de la edición de este año que pone el acento en la relación entre la economía productiva y el tejido urbano a través de multitud de acciones que se están llevando a cabo a lo largo de este año. Una iniciativa de la plataforma Bilbao Bizkaia Architecture, la Delegación en Bizkaia del COAVN, que constituye una marca consolidada y desea aglutinar a todos los sectores profesionales relacionados con la arquitectura, el urbanismo y el medio ambiente.

Todo un mes para reinventar la ciudad
Esta tercera edición busca respuestas a preguntas como qué papel pueden desempeñar los nuevos modelos productivos en la revitalización urbana; qué ejemplos de buenas prácticas se pueden encontrar en nuestro entorno; qué acciones pueden garantizar el mayor éxito de la huella que ocupa la ciudad en el territorio; o qué agentes inexistentes hasta el momento motivan una revolución hacia un territorio más equilibrado entre producción y consumo.

La ciudad, como escenario constante y natural de la actividad humana, experimenta de primera mano las sucesivas modificaciones del tejido productivo. Además, el nivel de integración del tejido productivo en la ciudad actual es bajo y la mayor parte de desarrollos post industriales se convierten en sucesiones de viviendas y equipamientos terciarios que rara vez consiguen vertebrar barrios complejos capaces de articularse como polos de actividad.

Esta exclusión de la economía productiva de los planes de regeneración urbana ha provocado la salida de los centros de producción de la ciudad para instalarse en sus periferias, generando con ello problemas de transporte, contaminación o relaciones sociales. Por lo tanto, la tan anhelada ciudad mixta rara vez lo es tanto y vislumbra un desajuste entre el hábitat y los espacios de trabajo que afectan de manera especial a los trabajadores más vulnerables.

De este modo, la III Edición del Urban Regeneration Forum está tratando de de arrojar luz sobre las alternativas para producir esta ciudad productiva y también sobre las actividades que pueden incentivarse como potenciadores de este cambio. El reto consiste, por tanto, en reinventar lo cercano, que a su vez debe servir de impulso para mejorar las economías locales, incorporar las industrias tecnológicas de nueva generación y transformar las existentes hacia los nuevos horizontes marcados por la revolución 4.0. El objetivo es generar una ciudad adaptativa, en lugar de una ciudad expansiva.