Discurso de Sir Norman Foster. Entrega del primer Premio BIA

El arquitecto inglés Norman Foster recibió en el escenario de Museo Guggenheim el primer premio BIA del Colegio Oficial de Arquitectos Vasco Navarros, por su contribución a la regeneración urbana de Bilbao. Foster, autor del vanguardista diseño de las estaciones y entradas del Metro de Bilbao, aseguraba que en toda su experiencia como arquitecto nada es comparable a su experiencia debajo de tierra, cuando construyó los túneles del metro de Bilbao, que ha definido como “casi religiosa”. En su discurso tras recibir el galardón, Foster ha recordado su época de la construcción del metro, terminado en 1995. “Tengo muchos buenos recuerdos del tiempo en el que estuve en Bilbao, y hoy añado otra dimensión a esas memorias”, ha comentado. “De todas mis memorias como arquitecto, yendo a sitios, viendo edificios, nada se compara con mi experiencia aquí, in situ, viendo las tuneladoras debajo de la tierra. Es algo que nunca olvidaré, casi religioso, acerca de esa experiencia, cuando eres consciente de las fuerzas de la naturaleza, de la dinámica del cambio”. “Yo estaba inspirado por la idea de crear grutas, de revelar mediante los túneles esa fuerza de la naturaleza y no tratar de ocultarla, sino de revelarla”, ha descrito. “Creé algo que es totalmente especial para el lugar. La identidad de una ciudad cada vez tiene que ver más con el uso de los espacios públicos, las conexiones y los movimientos, y la calidad de las infraestructuras es más importante que la cualidad de los edificios”, ha reflexionado. Diecinueve años después de inaugurado el metro bilbaíno, “veo con orgullo que ha tenido una extraordinaria continuidad”. Foster, tras repasar...